imagen.php

Pasa de fabricar piezas sueltas a entregar grupos equipados a las plantas de montaje final de los aviones militares A400M, C295, tanqueros y Eurofighter. El 30% de la plantilla se ha reciclado.

La factoría de Tablada se inauguró en 1942, es la más antigua del sector aeronáutico en España y arrancó su actividad con la fabricación de elementos para los bombarderos alemanes Heinkel 111. Centrada en la simple producción de piezas, Airbus decidió hace siete años que quería transformar su planta más veterana en un centro estratégico dentro del área de aviones militares. Fue así como inició una metamorfosis que, apuntalada con una inversión de 20 millones de euros, ha dado a luz a una fábrica puntera en Europa que suministra grupos estructurales de alto valor añadido, completamente equipados y terminados, a cuatro líneas de montaje final (FAL) en España: las del A400M y el C295 en San Pablo (Sevilla), y las del tanquero A330MRTT y del Eurofighter en Getafe (Madrid).
La transformación de Tablada se ha acometido a nivel laboral, tecnológico e industrial. El 30% de la plantilla, compuesta por 961 profesionales, ha tenido que cambiar de actividad y reciclarse para adaptarse a las nuevas tecnologías y procesos, materializados en líneas de montaje a pulso y móviles que permiten reducir en un 20% los costes y tiempos de producción.
Tablada se ha convertido en la primera y única preFAL -planta que suministra a las líneas de montaje final- de aviones militares de Airbus Defense and Space en Europa. “La idea es que las estructuras salgan de aquí equipadas para que las FAL sólo tengan que preocuparse de realizar el ensamblaje final de las aeronaves sin perder tiempo en otras tareas, es decir, que sea sencillo como montar un mueble de Ikea”, explicó Jesús García Argüelles, director de Tablada, durante la visita de medios de comunicación a la planta realizada ayer.
El 30% de la actividad de la factoría sevillana está vinculada al A400M, para el que fabrica el estabilizador horizontal de cola (HTP) y la planta de potencia (capós y pilones, que son las estructuras que revisten y soportan los motores). Un 25% corresponde al C295, para el que realiza el fuselaje, mientras que otro 25% lo acaparan los tanqueros A330MRTT -hace la pértiga que permite el reabastecimiento en vuelo- y el Eurofighter -componentes para el ala-. El 20% restante lo concentran aviones civiles como el superjumbo A380 o incluso modelos de su rival Boeing, como el B737 -al que suministra los timones- o el B777 -los flaperones y alerones-.

La transformación de Tablada, que ha tenido su mayor impulso en los dos últimos años, está realizada al 90% y se completará a finales de año. Desde el punto de vista industrial lo más destacable es la implantación de líneas móviles para el montaje de piezas. La primera fue para el Eurofighter, en 2005, a la que siguió la de los pilones del A400M y, la más importante, la del fuselaje del C295 -funciona desde julio de 2015-, al ser la primera centrada en este elemento de un avión militar. La diferencia con las líneas estáticas es su mayor ergonomía para los operarios al permitir diferentes posiciones y giros de los elementos, con lo que se gana eficiencia y se ahorra tiempo.
Otro de los hitos logrados ha sido el desarrollo de un sistema pionero para la fabricación de los mazos eléctricos de los aviones. Se deja atrás el papel y se usan tableros electrónicos que proyectan los planos sobre las mesas donde trabajan los operarios. Esta área de Unidad Eléctrica se trasladó de San Pablo a Tablada en agosto de 2014.
Fotografía y fuente: Diario de sevilla
Enlace: http://www.diariodesevilla.es/article/economia/2199590/airbus/invierte/millones/convertir/tablada/una/factoria/estrategica.html