El contrato de la estadounidense Indigo Partners asciende a 34.000 millones de euros

 

El consorcio aeronáutico europeo Airbus se ha hecho con el pedido más ambicioso de su historia: el fondo de inversiones estadounidense Indigo Partners especializado en aerolíneas low-cost le ha encargado 430 aviones de la familia A320neo, una venta que le reportará unos ingresos de 34.000 millones de euros a la compañía con sede en Toulouse. El acuerdo fue sellado durante el salón aeronáutico de Dubai y lo ha confirmado este jueves Airbus desde Francia.

“Me felicito por esta nueva muestra de confianza manifestada por importantes compañías aéreas que se comprometen a este acuerdo comercial sin precedentes”, dijo a la agencia France Presse el director general delegado de Airbus, Fabrice Brégier. “Es un éxito aplastante para Airbus y sus aviones A320 en el transporte aéreo mundial”, añadió.

Según Airbus, el pedido, que duplica ampliamente los que acumulaba la compañía este año, consiste en 273 modelos A320neo y 157 A321neo. Convierte a Indigo Partners, que en el pasado ya había encargado otros 427 aparatos de la familia A320, en uno de los mayores clientes del consorcio europeo.

“Este significativo compromiso de 430 aparatos adicionales subraya nuestra visión optimista en el crecimiento potencial de nuestra familia de aerolíneas ‘low-cost’, así como nuestra confianza en la familia A320neo como plataforma de ese crecimiento”, dice el confundador de Indigo, Bill Franke, considerado como una de las figuras más relevantes en el negocio del bajo coste.

Indigo Partners es una firma de capital riesgo estadounidense que controla la aerolínea de bajo coste Frontier Airlines, que recibirá 134 aviones del pedido anunciado con Airbus, y la chilena JetSmart, 70. También tiene una participación relevante en la mexicana Volari, que recibirá 80 unidades, y la húngara Wizz Air, que se beneficiará de la mayor parte de pedido, con 146 nuevos aviones.

El fondo de inversión opera en Phoenix (Arizona) desde hace 15 años. Su estrategia pasa por ofrecer a los viajeros “precios a la carta”, en función de las opciones que está dispuestos a pagar al comprar el billete. La firma está en proceso de crear una compañía de bajo coste en Canadá, un mercado las aerolíneas ultrabaratas tienen margen para crecer.

Indigo adquirió Frontier en 2013, tras pagar 145 millones a Republic Airways. La sometió a una profunda reestructuración y ahora con este pedido se dispone a ampliar sus destinos. La intención es sacar la aerolínea a Bolsa. Y al tiempo que busca expandirse en América Latina con JetSmart, aprovechando el tirón de la clase media, Franke defiende la consolidación del negocio en Europa.

Para Airbus, este nuevo contrato, el más grande de su historia, le permitirá duplicar cómodamente la lista de pedidos anual, que hasta ahora era de 288 netos (tras varias cancelaciones). Según destaca el diario Le Figaro, con 718 pedidos hasta la fecha, le permitirá además sobrepasar a su principal rival, la estadounidense Boeing, que contaba hasta ahora con 605 pedidos.

Confirma además la popularidad del modelo A320neo que, desde su salida al mercado en 2010, supera ya los 5.200 aparatos solicitados por parte de 95 clientes de todo el mundo. Unos datos que, según Airbus, consolidan a este modelo que ha conseguido captar casi 60% del mercado. La estadounidense Boeing ha recibido por su parte más de 4.000 pedidos de su 737 MAX. Los dos aviones rivales cuentan con motores de nueva generación que les permite reducir en 15% el consumo de carburante respecto de los modelos A320ceo y el 737 NG.

La venta a Indigo supone además un resultado emblemático, según la prensa francesa, para el responsable de esta última venta, el director comercial de Airbus John Leahy, que está a punto de jubilarse tras vender unos 15.000 aviones europeos durante su carrera.

Otra orden para aviones militares fabricados en España

En la misma jornada y también en el marco de la feria de Dubai, Airbus ha confirmado asimismo un contrato con la Fuerza Aérea y Defensa Aérea de los Emiratos Árabes Unidos para proporcionar cinco aviones de transporte táctico medio C295, que se fabrican en España. Los aparatos, que sustituirán a la actual flota emiratí de C235s, empezarán a ser entregados en el último trimestre del año que viene.

Con este pedido, cuyo monto no se ha precisado, el número de C295 vendidos por Airbus asciende a 203, una cuarta parte de ellos, 51, a países de Oriente Medio y el Norte de África. Para el responsable de mercadotecnia y ventas de la rama espacial y de defensa de Airbus, Bernhard Brenner, superar la barrera de los 200 aparatos es “una clara muestra del excelente valor y de las ampliamente reconocidas capacidades” de este modelo de avión militar empleado para el transporte táctico y logístico de tropas, así como el lanzamiento de paracaidistas y de cargas o para operaciones de evacuación médica.

Fuente de la noticia e imagen: https://elpais.com/economia/2017/11/15/actualidad/1510734633_545014.html