Delta Airlines prepara un pedido a Airbus de cien aviones A321neo, además de un plan de compra por parte del fabricante europeo para motores de la compañía estadounidense Pratt & Whitney -unidad tecnológica de Delta-.

Delta habría estado negociando con Boeing la comprar de unos cien aviones 737 MAX 10 antes de plantearse la compra de las aeronaves del fabricante europeo, según adelantó la cadena de televisión norteamericana ‘CNN’.

Sin embargo, Boeing y Delta mantienen una disputa comercial después de que la aerolínea estadounidense comprara aviones CS del constructor aeronáutico canadiense Bombardier, al que el fabricante norteamericano ha acusado de vender dichas aeronaves a precios “injustamente bajos”.