Con el objetivo de desarrollar una industria aeroespacial menos contaminante y más respetuosa con el medio ambiente, el centro tecnológico vasco IK4-Ideko ha presentado los avances en la fabricación de materiales ligeros para la industria aeroespacial logrados en el marco del proyecto europeo MMTech.

La iniciativa MMTech, iniciada en 2015, se centra en el desarrollo de aleaciones de titanio más ligeras y resistentes para su uso en la construcción de aviones. Como miembro del consorcio que lleva a cabo este proyecto, IK4-Ideko presentó los progresos conseguidos hasta ahora durante la sexta reunión general de la iniciativa, realizada en esta ocasión en la sede de Elgoibar del centro tecnológico.

Se trata del nuevo sistema de control adaptativo para el mecanizado de aluminiuros de titanio gamma (y-TiAl), unas aleaciones muy ligeras y resistentes que están consideradas como la nueva generación de materiales para el futuro de la industria aeroespacial. “Las aleaciones y-TiAl tienen un enorme potencial para desbancar a otros tipos de materiales comúnmente empleados en la industria aeronáutica, debido a su extraordinaria resistencia específica. Sin embargo, estas soluciones presentan el inconveniente de tener un coste elevado y ser difíciles de procesar. El objetivo de MMTech es salvar estos obstáculos para poder fabricar estos materiales de forma eficiente y más económica”, asegura el coordinador del proyecto en IK4- Ideko, Alex Iglesias.

Con un presupuesto de 5,7 millones de euros, MMTech trabaja en el desarrollo de una solución tecnológica completa que permita llevar a cabo un procesado eficaz y competitivo de estas aleaciones.

foto

Dentro de la iniciativa, IK4- Ideko lidera el grupo de trabajo (work package) dedicado a la optimización del mecanizado. En este ámbito, el centro tecnológico ha logrado desarrollar un revolucionario sistema de control adaptativo para el control de vibraciones durante el mecanizado. “El sistema se basa en un algoritmo de detección de procesos vibratorios por medio de sensores integrados en máquina. A partir de la señal medida se produce una variación automática tanto de las condiciones de corte como de la aplicación de amortiguación activa para estabilizar el proceso”, añade el experto.

Asimismo, IK4- Ideko también trabaja en el diseño de herramientas de corte diseñadas específicamente para el mecanizado estable bajo unas condiciones predeterminadas.

Por último, el centro tecnológico se ocupa del desarrollo de soluciones activas como el mecanizado sobre utillajes de dinámica variable o el mecanizado asistido por robots.

La iniciativa, liderada por la Universidad de Sheffield AMRC, cuenta con la participación de Mondragon Unibertsitatea y la multinacional italiana Fidia, entre otras entidades.

foto