La presidencia de la red de ciudades permitirá el impulso de programas formativos y la captación de inversiones.